Del Rey de Guadix al Rey de Aragón [Historia de Guadix]

Archivo diocesano en la iglesia de la Magdalena
Archivo diocesano en la iglesia de la Magdalena

SOBRE EL REY DE GRANADA ABU-GIUX-EL-NAZAR QUE DURANTE SIETE AÑOS LO FUE DE GUADIX

Mientras el rey de Granada Mohammet III se ocupaba del gobierno y de la defensa de su reino, su hermano Nazar, poniendo como pretexto que por estar el rey enfermo de los ojos no se le podía confiar el gobierno del reino, conspiró contra su hermano y con la ayuda de mucha gente del pueblo bajo, al grito de ¡viva el rey Nazar!, cercaron el alcázar de la Alhambra, lo saquearon e hicieron que el rey Mohammet III se viera obligado a huir, pero lo cercaron en una torre y lo obligaron a abdicar en su hermano Nazar.

Aunque fue jurado como rey, pronto se vio tratado de la misma manera que él había tratado a su hermano. Sucedió que el rey Nazar sufrió un accidente de apoplejía hasta el punto de darlo por muerto.

Se divulgó como cierta esta noticia y los partidarios del destronado Mohammet III fueron a la fortaleza de Almuñecar, le sacaron de ella y lo llevaron a Granada. Pero, cuál fue la sorpresa de estos cuando al entrar en Granada supieron que el rey Nazar había recobrado la salud y que Granada ardía en fiestas por su restablecimiento.

Parecía que ocupando ya Abul-Giux-Nazar legítimamente el trono por la muerte de su hermano debían desaparecer los partidos, pero no fue así.

Los principales señores de Granada, sintiéndose ofendidos por el primer ministro Alí-al-Hagib, porque éste, en su desmedida ambición, los tenía alejados del palacio, formaron bando para destruirle, y al mismo tiempo derribar del trono, si fuera necesario, al rey Nazar que lo protegía.

Alentaron las pretensiones del joven Abul-Walid, hijo del walí de Málaga, cuñado del rey, ofreciéndole la corona. Éste aceptó y se dirigió a Granada acaudillando una hueste numerosa que se apoderó de la alcazaba vieja.

Nazar se hizo fuerte en la Alhambra, pero viéndose perdido envió cartas al rey don Pedro de Castilla que se encontraba en Córdoba, pidiéndole socorro.

El rey castellano entró en tierras de Granada, pero no le dio tiempo de ayudar al rey Nazar ya que Abul-Walid consiguió su rendición con la condición de que le concediese ser el rey de la ciudad de Guadix y su comarca.

De esta manera el rey Nazar en 1315 partió para Guadix. El rey don Pedro de Castilla, cuando conoció estos acontecimientos y sabiendo que ya su ayuda era inútil se volvió a Córdoba.

Nazar vivió en Guadix algunos años sin dar oídos a los consejos de los que le incitaban a recobrar su corona, muriendo en Guadix en 1322 tranquilo y resignado con su suerte. Sus restos fueron llevados al panteón de la Alhambra.

La siguiente carta la escribió Nazar, rey de Granada, al rey Jaime II de Aragón:

AL REY DE ARAGÓN POR EL REY DE GUADIX

“Don Jahyme por la gracia de Dios Rey de Aragon et de Valençia et de Corçega et conde de Varçilonia et Almirante de la Santa Yglesi et Sennalero et capitán general.

De nos don Naçar por la gracia de Dios Rey de Guadix muchas saludes commo a Rey noble et onrrado que nos ssodes et que nos siempre mucho preçiamos et por quien nos fariamos todas las cosas que nuestra onrra fuesen.

Rey ya sapiestes del tuerto que nos reçibiemos del fijo del Arayz de Malaga que fueron él et su padre nuestros vassallos en manera que nos levantaron muchas trayçiones et que nos deseredaron del nuestro Reyno que ove heredado de mi padre et mi abuelo et desto nos enbio rogar que nos pese de commo quier que somos çiertos que nos pesa que ya sabedes qual es el debdo que nuestro padre et nos obiemos et abemos conbusco, porque nos enviamos rogar que nos querades ayudar et que querades tener en el derecho que siempre nuestro padre et nuestros abuelos, que paraíso ayan, non quisieron sinon la verdad et asi lo fiziestes nos et lo favedes et otrosi nos fazemos saben que el infante don Peydr et el infante don Johan et la Reina donna Mª et quantos ricos omes en Castilla et en Leon que an todos voluntad de nos ayudar et nos lo han prometido que nos ayudarían con los cuerpos et con los aberes et con quanto han et que non se partan dacá de la frontera fasta que nos fagan cobrar el nuestro Reyno et ellos an de ser acá quando sea cavado este mes de enero et si nos por bien toniesedes que quisiessedes salir aca en este tiempo sabed que seria mucho de nuestra onrra et de nuestra pro et a nos fariades en esto muy grand ayuda et nos fariamos es contra nos todo aquello que nos por bien toniessedes et nos agora non nos enviamos mas decir por carta porque oviemos de enviar a este nuestro caballero que esta nuestra carta nos dara et fablamos con el muchas cosas que fable conbusco porque nos rogamos mucho quel creades de lo que nos el dixiere et gradeçer nos lo emos mucho et de nos Dios mucha vida con salut et nos embiamos nos nuestra carta sellada con nuestro sello et pusiemos en ella nuestro nombre . Fecha XI días de enero era de mille et CCC et L et IIII ”

 

Investigación de José Rivera Tubilla

Archivo diocesano de Guadix