elaccitano.com

Todo sobre Guadix y comarca

Los Hermanos Fossores de la Misericordia cumplen 62 años desde su fundación

Hermanos Fossores Guadix
Hermanos Fossores Guadix
Los Hermanos Fossores de la Misericordia cumplen 62 años desde su fundación
El Ayuntamiento de Guadix felicita a los Hermanos Fossores en el día en que se cumplen 62 años de su fundación

El Ayuntamiento de Guadix, a través de su alcalde José Antonio González Alcalá y de la concejala responsable del Cementerio Encarnación Molero, quiere trasladar en nombre de toda la ciudad su felicitación a los Hermanos Fossores de la Misericordia en este miércoles 11 de febrero en el que se cumplen 62 años de la fundación de la orden.

De esta forma se quiere trasladar a los Fossores el agradecimiento de la ciudad de Guadix por su dedicación durante todos estos años, en los que no sólo han desarrollado un excelente trabajo en el Cementerio, sino sobre todo una extraordinaria labor de acompañamiento en un momento tan delicado como es el de la pérdida de un ser querido.

Desde el consistorio accitano se informa además a todos aquellos que quieran acompañar a los Fossores en la celebración de su aniversario que la tradicional misa tendrá lugar esta tarde a las cinco y media en la capilla de los Hermanos Fossores. La misa estará oficiada por Obispo de la Diócesis, Ginés García Beltrán, y por el Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Juan José Omella Omella.

Fundada en Guadix el 11 de febrero de 1953 por Fray José María de Jesús Crucificado, la orden de los Fossores cuenta desde hace justo un año con un monolito en la rotonda situada en la intersección de las calles Venus de Paulenca y Rosa Martínez, que desde entonces se denomina “Glorieta de los Hermanos Fossores de la Misericordia”.

GABINETE DE PRENSA. AYUNTAMIENTO DE GUADIX.
11 de febrero de 2015.

Esta institución religiosa, considerada como una de las más originales surgidas durante el siglo XX en el seno de la Iglesia, tuvo su origen de forma providencial en el año 1952. Su fundador, conocido actualmente con el nombre de Fray José María de Jesús Crucificado, formaba parte de la Congregación de Ermitaños de San Pablo y San Antonio, establecida en la sierra de Córdoba. En la primavera de dicho año llegó de visita a las ermitas cordobesas un sacerdote de la diócesis de Guadix: don Manuel Gallardo Capel, cura párroco de Cúllar-Baza. Entabló relación Fray José María (entonces llamado Fray Hilarión de la Sagrada Familia) y éste le comunicó su proyecto, inspirado en el Libro de Tobías (1,16-18), de fundar una congregación dedicada a cumplir, de forma específica, las dos últimas obras de Misericordia: enterrar a los muertos y rezar por los vivos y difuntos. El citado sacerdote, a su regreso, transmitió tal propósito al obispo de Guadix, don Rafael Álvarez Lara, que lo acogió con entusiasmo. Y, tras las necesarias gestiones con el obispo de Córdoba, fray Albino Menéndez Raigada, se concedió la autorización correspondiente para que el mencionado ermitaño, acompañado de otro ermitaño, llamado fray Bernardo de la Cruz, se trasladaran a Guadix e iniciaran su tarea fundacional. Con la aprobación del Ayuntamiento accitano, se realizaron las obras de acondicionamiento de una vieja casilla, situada junto al cementerio, y en ella, de una forma muy modesta, se instaló la primera comunidad, que comenzó a actuar el día 11 de febrero de 1953, bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Lourdes. El 16 de julio de 1958, sería erigida por decreto episcopal como “Pía Unión”.

La nueva institución religiosa fue acogida con gran interés y admiración por el pueblo de Guadix y, debido a su originalidad e impacto social, la noticia no tardó en divulgarse por otras regiones de España. Pronto llegaron peticiones de distintos municipios que, a medida que se fue nutriendo de vocaciones y formando a sus nuevos miembros, fueron siendo atendidas de forma pausada y razonable. Así, a través de seis años (1953-1969) se fundaron hasta siete comunidades de Hermanos Fossores en otras tantas poblaciones: además de Guadix, Jerez de la Frontera, Huelva, Vitoria, Pamplona, Logroño y Felanitx (Mallorca). Cada fundación supuso una larga cadena de gestiones, tanto con la autoridad municipal como con la eclesiástica, hasta llegar a un convenio aceptable para ambas partes.

Por cada casa fundada pasaron una serie de hermanos, capellanes, concejales y personas bienhechoras que contribuyeron generosamente a su desarrollo y sostenimiento en el orden material y espiritual. Y en cada comunidad se vivieron los avatares propios de todo grupo humano, aunque, como en este caso, estuviera animado por la fuerza del Espíritu y estructurado por los elementos de la vida religiosa. Hubiera sido deseable que las siete comunidades citadas pervivieran hasta hoy. Pero, la crisis vocacional de las últimas décadas, extensiva a toda la Iglesia, y con especial incidencia en esta institución de características ciertamente duras, ha obligado a ir cerrando sucesivamente cinco casas, con la pena consiguiente, tanto de los Fossores como de las poblaciones afectadas, hasta quedar reducidas a dos: Logroño y Guadix.

A pesar de ello, la Pía Unión de Hermanos Fossores de la Misericordia, sigue desarrollando su labor carismática con entusiasmo y llena de esperanza. A los nueve miembros profesos, se unen actualmente un novicio y un aspirante, ambos jóvenes, que son la promesa y el signo de un futuro mejor, al servicio de la Iglesia y de la Sociedad.

Leovigildo Gómez

One thought on “Los Hermanos Fossores de la Misericordia cumplen 62 años desde su fundación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies