elaccitano.com

Todo sobre Guadix y comarca

Gracias desde la Virgen de Gracia de Guadix

Gracias desde Gracia

“Para sorpresa de todos, el obispo anunció que va a iniciar los trámites para declarar el lugar Santuario de Nuestra Señora de Gracia”.

Y lo justificó con estas palabras: “para que la Ermita Nueva, como se conoce popularmente esta parroquia, siga siendo centro de peregrinación de fieles que, venidos de tantos lugares, buscan a esta Madre de Gracia y las gracias de esta Madre; que encuentren aquí la mirada materna de Santa María, la Virgen, y que, en el bellísimo y venerado icono, nos siga mostrando a su Hijo en los brazos; y que los peregrinos puedan rastrear aquí las huellas de aquel neo-sacerdote, San Pedro Poveda, y comprueben cómo la santidad permanece por generaciones”.

Por eso, dijo el obispo, “por encontrarnos en este lugar tan cargado de historia de amor a la Virgen, de fe y de huellas de santidad, voy a iniciar los trámites pertinentes para declarar este lugar, santo y tan querido por todos, Santuario de Nuestra Señora de Gracia.

Que la Virgen nos custodie, nos proteja y nos fortalezca en la esperanza”… Así, se inicia la pequeña crónica de la página web de la Diócesis, sobre este acontecimiento que para la Parroquia de la Virgen de Gracia de Guadix reviste una importancia extraordinaria.

Es verdad que la Cueva Santa viene albergando, desde hace muchos años, a peregrinos y a turistas de las más diversas procedencias.

Por peregrinos entiendo aquellos que se acercan con una motivación netamente religiosa, ya sea en particular por recuerdos ligados a su educación e infancia en el colegio de las Teresianas o en la propia parroquia, ya en grupos organizados por las diócesis circunvecinas, sobre todo Jaén, Granada, Almería y Córdoba… sin excluir, tampoco, a Málaga, Sevilla, Barcelona o Alicante… la afluencia de alumnos actuales o antiguos alumnos de los colegios de la Institución Teresiana es una constante ininterrumpida, acaso suspendida tan sólo por la actual epidemia en los últimos seis meses.

Los turistas son otra cosa: muchos no albergan motivaciones religiosas, otros sí, y al encontrarse con la sorpresa del testimonio mariano y Povedano, reaccionan con gran interés y piedad sincera.

La declaración de Santuario, desvelada en el día de ayer por don Francisco Jesús, nuestro Obispo, viene a otorgar una nueva carta de naturaleza, no sólo al hecho de las peregrinaciones, sino también a la abundancia de gracias espirituales y celestiales cuya magnitud debe convocarnos a replantear para el futuro nuestra propia acción pastoral, en la comunidad de la parroquia y en sus cofradías y demás entidades.

Ya don Rafael Álvarez Lara, constituyó en parroquia a la Ermita Nueva en 1947. Fue el entrañable párroco don Rafael Varón, pastor propio durante 37 años, quien impulsó la coronación canónica del sagrado lienzo, celebrada por la Bula del Papa San Juan XXIII “Augustae Virginis”, el 30 de octubre de 1960.

Todos los obispos desde entonces han mostrado su afecto y consideración por la Cueva Santa y la Parroquia de Gracia. Don Gabino Díaz Merchán, dotó un teleclub juvenil de gran vitalidad en los años sesenta y regaló a la Virgen un precioso conjunto de las catorce estaciones del Via Crucis, traído por él desde Jerusalén y elaborado en madera de olivo de Tierra Santa.

Todos recordamos con alegría la ejecutoria de amplio calado social y cooperativista de los pontificados de don Antonio Dorado Soto y don Ignacio Noguer Carmona; ambos, la última vez que pudieron visitar Guadix, en el año 2010, celebraron la misa del jubileo en la Cueva Santa con enorme devoción, a pesar de sus ya grandes limitaciones físicas.

Nuestro prelado de origen toledano don Juan García Santa Cruz Ortiz, nos llenaba la Ermita Nueva de seminaristas de la ciudad de los concilios, e incluso de sacerdotes de su diócesis, con tres párrocos seguidos de tal procedencia. Será don Ginés García Beltrán quien obtenga del Papa Benedicto XVI el privilegio del Año Santo Jubilar de Gracia-Poveda, en ocasión del cincuentenario de la coronación de la Virgen y el centenario de la fundación de la Institución Teresiana por San Pedro Poveda.

Ahora, don Francisco Jesús nos anuncia el inicio de la incoación de un expediente para declarar a la parroquia como santuario. Así pues, la historia de nuestros amores a la Virgen de Gracia continua sin pausa.

En la espera de estar a la altura del don que recibimos, transformando todo cuanto haya de ser mejorado en nuestra vida pastoral, hay que dejar constancia primera y principal de una inmensa gratitud, sólo comparable a la hondura del compromiso a que se nos convoca.

Que la Virgen de Gracia bendiga con toda abundancia a quien así nos bendice.

Manuel Amezcua Morillas.
Párroco de Ntra. Sra. de Gracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies