elaccitano.com

Todo sobre Guadix y comarca

El obispo preside la celebración del 60 aniversario de la coronación de la Virgen de Gracia

El obispo preside la celebración del 60 aniversario de la coronación de la Virgen de Gracia

Virgen de Gracia Guadix
Virgen de Gracia Guadix

El prelado anunció que va a iniciar los trámites para declarar Santuario de Nuestra Señora de Gracia a la Cueva Santa

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, abrió las celebraciones del 60 aniversario de la coronación de la Virgen de Gracia.

Y lo hizo el miércoles 28 de octubre, en el primer día del triduo preparatorio de dicho acontecimiento.

La celebración tuvo lugar en la misma Cueva Santa, ante la imagen tan venerada de la Virgen de Gracia.

En la Eucaristía de ese primer día de triduo se dieron cita los representantes de las hermandades que hay en el barrio y de las otras dos hermandades que tienen vírgenes coronadas en Guadix, la Virgen de la Soledad y la Virgen de las Angustias, la patrona, cuya fiesta se celebrará la próxima semana.

También asistió el alcalde accitano, Jesús Lorente, y una concejala. Y, cómo no, estaba la Institución Teresiana, tan vinculada al barrio de las Cuevas y a la devoción a la Virgen de Gracia.

A todos ellos, el obispo les agradeció su presencia nada más comenzar.

En la homilía, D. Francisco Jesús Orozco habló de la historia de la parroquia de Virgen de Gracia y de la relación, en la historia, de los obispos accitanos con el barrio de las Cuevas y la imagen de la Virgen de Gracia.

Una historia que comienza en 1554, con el obispo D. Martín Pérez de Ayala, que se plantea la evangelización del barrio vinculándolo a lo que fue la parroquia de la Magdalena.

En 1772, pasó a ser ermita, pero fue en el siglo XIX cuando su historia da un giro importante, con el eclesiástico D. José Pérez Chico, que compró la cueva y donó el cuadro con la imagen de la Virgen de Gracia y la imagen del Niño de la Bola.

Y comenzó una escuela para enseñar a los niños del barrio. 100 años después, sería San Pedro Poveda, con su misión en el barrio, quien haría calar la devoción a la Virgen de Gracia en el corazón de los cueveros.

Y, desde aquí, a todo el mundo a través de la Institución Teresiana, tan vinculada al lugar y a esta devoción.

Además, y para sorpresa de todos, el obispo anunció que va a iniciar lo trámites para declarar el lugar Santuario de Nuestra Señora de Gracia.

Y lo justificó con estas palabras: para que la Ermita Nueva, como se conoce popularmente esta parroquia, siga siendo centro de peregrinación de fieles que, venidos de tantos lugares, buscan a esta Madre de Gracia y las gracias de esta Madre; que encuentren aquí la mirada materna de Santa María, la Virgen, y que, en el bellísimo y venerado icono, nos siga mostrando a su Hijo en los brazos; y que los peregrinos puedan rastrear aquí las huellas de aquel neo-sacerdote, San Pedro Poveda,  y comprueben cómo la santidad permanece por generaciones”.

Por eso, dijo el obispo, por encontrarnos en este lugar tan cargado de historia de amor a la Virgen, de fe y de huellas de santidad, voy a iniciar los trámites pertinentes para declarar este lugar, santo y tan querido por todos, Santuario de Nuestra Señora de Gracia. Que la Virgen nos custodie, nos proteja y nos fortalezca en la esperanza”.

La conmemoración del 60 aniversario de la coronación canónica tendrá lugar el viernes 30 de octubre, el mismo día que ocurrió, allá por 1960.

Tras la celebración e la Eucaristía, se cantará el Rosario, igual que se hizo entonces.

Antonio Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies