elaccitano.com

Todo sobre Guadix y comarca

30 de Septiembre – El Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento inicia este viernes un nuevo curso con la presencia del escritor y periodista Antonio Pérez Henares

La cita es a partir de las ocho de la tarde en el patio del Ayuntamiento con acceso libre para todo el que desee asistir

El Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento, organizada por la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guadix y dirigida por el escritor Antonio Enrique, retoma este viernes 30 de septiembre su actividad tras el descanso estival. Y lo hace con la presencia del escritor y periodista Antonio Pérez Henares, que impartirá una conferencia titulada “Nosotros mismos hace 15.000 años”. Se trata nada menos que del invitado número 92 del Aula.

Como es habitual, la cita con la Poesía y el Pensamiento tendrá lugar el último viernes de cada mes a partir de las ocho de la tarde en el patio del Ayuntamiento con acceso libre para todo el que desee asistir. En esta primera sesión del curso 2011-2012, como en las precedentes, el invitado abrirá un diálogo con el público una vez finalizada su intervención.

Tal y como se indica en el programa de mano del Aula, la del viernes será una ocasión única para escuchar y dialogar con este escritor y periodista “de pensamiento independiente y firmes convicciones éticas” que es mucho más conocido por el público “como comentarista audiovisual que como escritor que lleva a cabo un silencioso cuanto incesante y amplio proyecto literario”. El director del Aula concluye anunciadon que “en la presente sesión, tiempo habrá para contrastar opiniones, si se tercian”.

Más datos sobre Antonio Pérez Henares
De Bujalaro (Guadalajara), nacido en 1953, tras realizar estudios de Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Madrid, comenzó su labor como periodista en el diario Pueblo a los 18 años, pasando después a Mundo Obrero, donde fue redactor jefe, y posteriormente redactor político en las revistas Tiempo y El Globo, así como en la cadena Ser. Ha sido director de la revista Tribuna y coordinador de Ediciones Especiales del diario La Razón. Actualmente ejerce la dirección del diario Negocio y es colaborador habitual en Cope, Antena 3, Veo 7 y Telemadrid, entre otros medios autonómicos, como contertulio político.

Autor de una importantísima, cuanto poco conocida, obra narrativa, publicó su primera novela en 1980, La piel de la tierra, a la que siguieron: Las bestias (1984), La cruzada del perro (1985), El río de la Lamia (1998), El diario del perro Lord (2000), El hijo del italiano (2004), así como de la trilogía de Prehistoria (2000-2007) integrada por El clan Nublares, El hijo de la garza y El último cazador; La mirada del lobo (2010) es su última, celebrada novela, obra maestra del género.

Numerosos son, asimismo, sus textos ensayísticos, escorados a la sociología, la biografía y los viajes, actividad ésta incesante: Nobles y plebeyos (1992), Así será 1996 (1996), Antonio Buero Vallejo, una digna lealtad (1998), Un sombrero para 7 viajes (2001), Miguel de la Quadra Salcedo (2001), Las 7 vidas del progre (2003) y El pájaro de la aventura: 7 viajes con la ruta Quetzal (2006), como también Los nuevos señores feudales y La conducta sexual de los españoles, en colaboración con Carlos Malo de Molina éste último. Animales, vegetales y minerales (2008) y El vuelo de la garza (2011) constituyen su obra poética.

Un texto de Antonio Pérez Henares

El lobo sabía más del hombre que el hombre del lobo. El lobo y el hombre se conocían desde hacía ocho inviernos. El niño había visto al cachorro con la loba cuando él aún caminaba entre mujeres. El lobato había cortado la pista del muchacho cuando todavía no había cazado su primera pieza.
Ahora los dos dirigían sus manadas en la cacería.
El hombre y el lobo se habían visto cada invierno. El hombre había distinguido desde siempre entre los lobos a aquel lobezno de color más claro, casi blanquecino, que sus grises hermanos. El lobo reconocía, entre todos los olores humanos, el de aquel jovenzuelo espigado siempre con el venablo en la mano.
Pero el lobo había observado mucho más tiempo al hombre que el hombre al lobo. Sabía más el lobo del hombre que el hombre del lobo. Y era el lobo quien se acercaba al hombre y lo miraba.

De La mirada del lobo, pág. 9.

GABINETE DE PRENSA. AYUNTAMIENTO DE GUADIX.
26 de septiembre de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies