Martes, 06 de Septiembre de 2011 20:42 Carmen Castillo

Martes, 06 de Septiembre de 2011 20:42 Carmen Castillo El Cascamorras, como todos los años, ha dejado con ganas de más a los miles de bastetanos que se han tirado a la calle, pintados y sin pintar, que han querido ver de cerca a Antonio Vera, encargado de representar por cuarta vez (en 2002, 2005, 2006 y 2011) la figura de este queridísimo personaje en la ciudad de Baza y también en la ciudad de Guadix, a la que volverá para celebrar la fiesta el día 9. Entre corredores y público se han congregado en Baza unas 15.000 personas.

 

Con el tercer cohete, el Cascamorras salía a carrera por las Arrodeas en un recorrido en el que a más de uno le ha costado seguir el ritmo veloz de Antonio Vera. Alrededor de 5.000 personas se han teñido la piel de negro para conseguir, un año más, que el Cascamorras no llegue limpio a la Iglesia de La Merced y consecuentemente pueda llevarse la Virgen de la Piedad a tierras accitanas. Durante todo el recorrido, el pueblo ha salido a la calle y balcones para poder sentir un escalofrío que sólo los bastetanos saben el día 6 de septiembre de cada año.

El “esto sí que es un Cascamorras”, “cascamorras, cascamorras, oe, oe, oe”, “que no se la lleva”, o “bandera, bandera” han sido los gritos que más se han escuchado en Baza desde las seis de la tarde. Las más de dos horas de recorrido han parecido poco para los bastetanos que dan así la bienvenida a diez largos; o cortos, según quien lo mire, días de feria. La jura de bandera, el paseíllo y el sonido del tamborilero tendrán que esperar otros 365 días para que puedan ser disfrutados en las calles de la localidad y los vecinos brinden al Cascamorras todo el cariño que se le procesa a esta figura desde que allá por 1.490, Juan Pedernal, obrero accitano, encontrara la talla de la Virgen de la Piedad en la rehabilitación del Templo.

La carrera ‘negra’ por las calles de Baza ha estado dedicada a José Antonio Escudero, el que iba a ser Cascamorras para este año y que una operación de apendicitis a finales de agosto le ha impedido disfrutar de esta fiesta declarada desde 2006 de ‘Interés Turístico Nacional’.

La ciudad ha acogido la fiesta del Cascamorras con más de 2.000 litros de pintura negra ecológica, 750 metros de plástico para proteger fachadas y mobiliario urbano y un dispositivo de seguridad y limpieza encargado de que la fiesta no tenga incidentes y de que Baza vuelva a ser una ciudad limpia después de las ocho de la tarde.

Mañana, el Cascamorras, ya con el traje de gala, visita los barrios de la localidad a partir de las 10 de la mañana y el jueves 8, con la festividad de la Virgen de la Piedad, volverá a visitarnos, para compartir con los vecinos la solemne procesión de la copatrona de Baza.

www.ideal.es