Miles de accitanos entran en la catedral accitana para ver a su patrona La Virgen de las Angustias que no puede procesionar debido a las inclemencias meteorológicas.