elaccitano.com

Todo sobre Guadix y comarca

SUCEDIÓ HACE 4 AÑOS: Los trabajadores denuncian la situación «bajo mínimos» del Juzgado de Instrucción de Guadix

GUADIX 27/02/2007

Carece de medios materiales y humanos para poder atender todos los asuntos que recibe

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guadix está «bajo mínimos». Ni el personal da abasto ni los medios ayudan a avanzar el trabajo diario. Más bien, entorpecen la agilidad con la que esta sede judicial debería funcionar a pesar del movimiento diario que soporta.

El Juzgado pasa por malos momentos, mientras que cada vez está más extendido el malestar de los profesionales del mundo del Derecho por la falta de medios con la que realizan su trabajo y por la falta de personal asignado al mismo tras excedencias y bajas que no se cubren. Falta de tiempo y de plantilla que se traduce en demora de los asuntos y en el correspondiente perjuicio para profesionales y ciudadanos que tienen que pasar por sus puertas.

2.700 asuntos

Este Juzgado, que atiende al año más de 2.000 asuntos penales, 700 asuntos civiles y tiene competencias en materia de violencia de género, cuenta en la actualidad con una exigua plantilla formada por cinco funcionarios. Sólo cinco personas son, a juicio de los profesionales, «claramente insuficientes», sobre todo si se compara con la plantilla con la que cuentan en otras plazas mucho más afortunadas en lo que a dotación de personal se refiere.

Las carencias de la sede accitana ya quedaron de manifiesto en el informe elaborado por el Consejo General del Poder Judicial, en virtud de la inspección realizada a este Juzgado en el mes de octubre de 2004. Excedencias y vacantes no han quedado cubiertas, el tiempo pasa y los asuntos se acumulan. Desde la sede judicial se ha solicitado que se atiendan estas bajas, aunque los profesionales del Derecho aseguran que no se ha hecho nada por cubrirlas.

Las bajas y excedencias reducen la nómina del juzgado accitano a un gestor, un agente, la Secretaria Judicial y la Juez, que ven multiplicado su trabajo cotidiano. Este trabajo abarca que abarca la incoación, tramitación y resolución de todos y cada uno de los asuntos civiles, penales, actuaciones de guardia y resolución de incidencias ocurridas en el Juzgado.

«Desbordados»

Los profesionales aseguran que se sienten «absolutamente desbordados e incapaces de ofrecer un servicio al público adecuado». Desde ayer, aseguran que resulta «materialmente imposible» atender la celebración de los juicios civiles y penales señalados porque supone la celebración de los mismos sin agente judicial, por lo que la oficina queda con un solo funcionario encargado de la tramitación de todos los asuntos. Esta reducción implica que el Juzgado sólo pueda atender las actuaciones de guardia y las actuaciones en materia de violencia contra la mujer, que tienen unas diligencias inmediatas.

Sin cámaras de vídeo

Los recursos materiales también se han rebelado contra la justicia y desde el 29 de enero hasta el 16 de febrero las cámaras de vídeo que debían grabar los juicios no han funcionado, por lo que los juicios civiles que se debían haber celebrado se han tenido que posponer hasta los meses de septiembre y octubre.

Editado en www.ideal.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies