Un joven de 18 años vecino de un pueblo de la Comarca de Guadix ha sido detenido por la Guardia civil tras simular un secuestro.

El joven decidió gastar una broma pesada a un compañero de clase, llamando al padre de su amigo haciéndole creer que tenía secuestrado a su hijo y que iba a pegarle un tiro.

 

El padre al escuchar la llamada fue al cuartel de la Guardia civil y a la salida de la casa se encontró a su hijo. Aún descubriendo que todo se trataba de un engaño, decidió ir a poner una denuncia por los hechos acontecidos.

 

Tras la detención del joven, la Guardia civil descubrió que se trataba de una broma que se le había ido de las manos, ya que en ningún momento el joven advirtió a su compañero de clase que se trataba de una broma pesada.

 

+ Sucesos en Guadix y comarca