EL SACERDOTE ACCITANO D. MIGUEL PÉREZ PASTOR Y MOLLETO MIEMBRO DE LAS REALES ACADEMIAS ESPAÑOLA Y DE LA HISTORIA (1721-1763)

El recién nacido Miguel fue bautizado, por estar en gran necesidad, en la parroquia de Santiago de Guadix, el día 5 de febrero de 1721, por su tío abuelo, el Dr. D. Marcos Pérez Pastor, que era canónigo doctoral de la catedral y Provisor y Vicario General del obispado de Guadix, habiendo nacido tres días antes. Se le pusieron los nombres de Miguel Fco Manuel Ignacio Blas María. Era hijo legítimo de D. Fernando Pérez Pastor, natural de Chinchilla (Albacete), en donde fue Alcalde de la Sta. Hermandad en 1718 y 1724 y de Dª Isabel Molleto Cruzat que nació en Guadix en 1698.
Su padre, D. Fernando, fue coronel del Regimiento de Milicias de Guadix, Alcalde Mayor Perpetuo y Regidor de la ciudad1. Sus abuelos paternos eran D. Berenguer Pérez Pastor, natural de Torralba (Albacete), gentil hombre de la boca de S.M.,-formaba parte del cortejo real en las comidas, funciones de capilla y otras solemnidades públicas-, y Alcalde de la Sta. Hermandad en Chinchilla, y Dña. María Núñez de Robles y los maternos D. Fco Molleto Cruzat (Sevilla 1695),-secretario de S.M.-, y Dª Estefanía Terrazina y Heredia (Madrid). Su padrino de bautismo fue Fray Juan Bernardo de Barrientos, prior del convento de Sto. Domingo de esta ciudad2
Uno de sus bisabuelos, D. Miguel Pérez Pastor, fue Procurador General en Cortes del Reino de Valencia, regidor de Tobarra, Caballero de la Orden de Ntra. Sra. de Montesa, Juez Conservador de puertos secos de Castilla y Alcalde de la Sta. Hermandad de Chinchilla. Otro de sus bisabuelos por parte de su madre, Fernando Núñez de Robles, fue familiar del Sto. Oficio, Alférez Mayor y Teniente de Corregidor.
Hizo sus primeros estudios en el Colegio de la Anunciata de Murcia de la Compañía de Jesús. Estudió en el colegio de S. Bartolomé y Santiago de la universidad de Granada graduándose en derecho civil. En 1748 fue ordenado sacerdote a la edad de 27 años. Para poder recibir las órdenes de presbítero tenía que presentar el testimonio de cuatro testigos para que informaran sobre la vida y buenas costumbres del ordenando. De él entre otras cosas se dice que era “bien inclinado, virtuoso, honesto, recogido, de buena vida y costumbres, que no es tablajero,-persona que frecuenta los lugares de juego-, jugador, pendenciero, ni amancebado, no ha estado excomulgado, suspenso ni irregular, no padece defecto ni deformidad en sus miembros, enfermedad incurable, contagiosa, asquerosa, malcaduco, gota coral ni de corazón que le prive del sentido, no ha estado loco ni con lúcidos intervalos ni espiritado y que así de día como de noche ha traído y anda con hábito modesto decente y compuesto, que no pasea armado de noche ni en música y otras cosas, no ha dado escándalo en su modo de proceder”
Ejerció de diácono en la iglesia de la ermita de S. Torcuato en Face Retama. Hizo los ejercicios espirituales previos a su ordenación en el convento de S. José de Religiosos Menores Descalzos de Guadix. Fue Examinador sinodal del obispado de Guadix.
Fue nombrado como miembro honorario de la Real Academia de la Historia en 17533 y supernumerario en 1756. En 19 de noviembre de 1756 fue nombrado Censor General de Libros del Consejo de Castilla.
En la Real Academia de la Historia se creó un museo numismático o monetario. Llegó un momento en que tenía tantas monedas que decidieron distribuirlas y ordenarlas en series dándole este trabajo a D. Miguel “literato de acreditada inteligencia del ramo de antigüedades a quien se le señaló el sueldo de 200 ducados por haberlo coordinado, aumentado y custodiado” nombrándolo como el primer Anticuario por el conocimiento que tenía de las antigüedades, principalmente de la numismática. En 1759 hizo el primer catálogo de la colección de monedas de la RAH que constaba de 2 tomos, el 1º relativo a la moneda española de épocas antiguas, medieval y moderna4. Como literato escribió “Disertación sobre el dios Endovellico y noticia de otras deidades gentilicias de la España antigua” (1760)5 En este libro refiriéndose al dios Netón escribe: “…porque hasta ahora ni por inscripción ni por medalla ha descubierto el tiempo más noticia de este dios de los accitanos que la que nos conservó Macrobio. Bien desearía poder ilustrar esta antigüedad de mi patria, pero han sido ineficaces mis diligencias para llenar mis deseos. Nada tenemos original sino la autoridad de Macrobio a quien por estas palabras debemos la noticia: Accitani Hispanae gens simulacrum Martis radiis ornatum maxima religione celebrant Neton vacantes” En otro lugar escribe: “…el erudito P. Florez afirma que los accitanos recibieron la voz Netón de los egipcios y que esta era significativa del Toro o monumento en que adoraban al Sol…”
Tradujo al castellano el libro de L.A. Muratori, edición de 1748, “La devoción arreglada del cristiano”6
En 1763 fue nombrado,-aunque estuvo poco tiempo-, miembro de la Real Academia Española ocupando el sillón H. Murió en Madrid el 20 de noviembre de 1763 con 42 años.
NOTAS:
1. Datos tomados del “Wadi-as Información” Año XI nº 583, pág. 15, D. Miguel Pérez Pastor y Molleto de Joaquín Valverde

2. A.H.D.Gu Expedientes de órdenes sagradas caja 3882
3. Actas de Juntas de la R.A.H. del 7-12-1753
4. MARTÍN ESCUDERO, Fátima; Univ. Complutense de Madrid, “Reconstrucción de un monetario: la colección de moneda indiana de la RAH a través de la documentación del Archivo Gabinete Numerario”; revista general de información y documentación
5. Este libro se encuentra en la Real Biblioteca con las signaturas X/1267, código 1089280 y VI/549, código 1089281

6. ROMÁ RIBES, ISABEL; Libros de Muratori traducidos al castellano; Universidad de Alicante

Autor: José Rivera Tubilla

Related posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies