El PSOE de Guadix sigue buscando acuerdo presupuestario para que Guadix pueda avanzar

psoe
psoe

La secretaria de organización del PSOE de Guadix, Beatriz Postigo, ha recalcado la sorpresa del Gobierno ante el voto en contra de la concejala Rosi Requena, desoyendo el resultado de una consulta a la militancia socialista que avaló por más de un 80% el pacto con Gana Guadix.

Tras el pasado pleno del viernes 6 de abril, el PSOE ha hecho hoy balance de la situación, una vez rechazado el proyecto de Presupuestos para el ejercicio de 2018.

Beatriz Postigo ha evaluado el proceso de negociación, que se inició con el aval de la Ejecutiva del partido y que guió la Alcaldesa Inmaculada Olea con “prioridad a los grupos políticos de la izquierda, buscando un consenso en políticas sociales en una línea claramente redistributiva e igualitaria”.

El acuerdo político con la Asamblea de Gana Guadix, que incluía la propuesta de que el portavoz del grupo pasase a formar parte del Gobierno asumiendo las concejalías de servicios sociales y patrimonio, fue ratificado por la Asamblea de militantes del PSOE el 8 de marzo, por más de un 80% de votos a favor. Postigo ha recordado que el PSOE es un partido democrático, donde “aceptamos las reglas del juego de una votación secreta, transparente, debatida y personal”.

Por ello fue una sorpresa el voto en contra de la, hasta entonces, concejala del equipo de Gobierno Rosi Requena, que había trasladado unas condiciones a la secretaria general relativas a su posición en el Ayuntamiento y que habían sido rechazadas porque “entendimos que no era el momento de las cuestiones personales, sino momento de poner por delante el interés general de la ciudad. En ningún momento la concejala solicitó una mejora para los servicios sociales”.

Ante el varapalo, la secretaria de organización ha afirmado que “no es nuestra intención entrar en un círculo de debates personales; los ciudadanos no esperan que nos tiremos los trastos sino que busquemos soluciones a sus problemas, por eso, la Alcaldesa de la ciudad está en este momento buscando el consenso con el resto de grupos de la oposición”.

Así lo ha recordado Francisco Avilés, secretario de política municipal, al afirmar que “Inmaculada Olea continuó con las negociaciones el día siguiente al pleno e hizo un llamamiento a la responsabilidad política del resto de grupos de la oposición”.

Avilés ha recordado que votar en contra de estos presupuestos no es votar en contra del PSOE, sino de la ciudad de Guadix y por ello, le ha pedido al portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Jesús Lorente, que aparten las cuestiones ideológicas y se unan al Gobierno para sacar adelante cuestiones tan importantes como la subvención de la Alcazaba, el convenio de remodelación de la Avenida Buenos Aires o la intervención en el barrio del Almorejo.

El PSOE ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad, “seguimos gobernando, seguimos trabajando para que Guadix avance y esa es nuestra única prioridad”.