Los tratamientos de ortodoncia crecen en Granada en el último año

La clínica Travesí, con centros en Granada capital y Baza, es un centro especializado ortodoncista especializado en estos tratamientos desde hace más de 40 años

Las visitas a las clínicas dentales para recibir un tratamiento de ortodoncia han crecido durante el último año en la provincia de Granada, siguiendo la estela de lo sucedido en el resto del país. Así lo atestiguan desde la clínica especializada en estos tratamientos Travesí que, con centros en Granada y Baza, ha visto cómo los últimos 18 meses han estado ligados a un mayor número de intervenciones.

Los motivos de este aumento son variados, pero una de las causas que más ha llamado la atención a los profesionales ha sido el uso de la mascarilla. Al respecto, según explican desde Travesí Granada, son muchas las personas adultas que han aprovechado la realidad de que el uso de este sistema de protección ha sido obligatorio para colocarse un sistema de ortodoncia y, de este momento, minimizar que sean vistos con aparatos por parte de las otras personas.

Esta forma de actuar, prosiguen desde la clínica, ha sido protagonizada sobre todo por personas que tienen un trabajo de cara al público y cuya imagen juega un papel muy importante a la hora de conseguir buenos resultados.  Aunque no son los únicos que han tomado la decisión de someterse a un tratamiento de ortodoncia, ya que son muchas las personas que han aprovechado el teletrabajo en este periodo y, de este modo, tratar de que los aparatos pasen desapercibidos.

En este sentido, cabe señalar que un tratamiento de ortodoncia suele tener una duración, en función del caso, que va desde los 12 a los 24 meses, por lo que muchas de las personas de Granada que decidieron iniciar el tratamiento al inicio de los estados de alarma y confinamiento han superado el tratamiento durante estas fechas.

Continúan los motivos de siempre

Además de esta situación excepcional, hay que señalar que la ciudadanía ha seguido con las visitas a dentistas de forma habitual, por lo que los tratamientos de siempre han seguido realizándose en la misma forma que antes de la pandemia. De hecho, los dentistas fueron declarados como una de las profesiones indispensables y no llegaron a cerrar debido a la importancia que tienen en la salud de la población.

Y los motivos por los que una persona, ya sea un niño o un adulto, debe someterse a un tratamiento de ortodoncia no han cambiado. Desde el centro de la población de Baza, Travesí Baza, explican que los problemas más frecuentes que suelen generar unos dientes no alineados son el nacimiento de las muelas del juicio, que empujan al resto de dientes de la boca, pero también otras causas.

Entre estas se encuentra la respiración de boca, el empuje de la lengua, la deglución inversa o la succión del pulgar (también conocidos como prácticas miofuncionales incorrectas), lo que también pueden generar problemas en los maxilares. En estos casos, la aplicación de un tratamiento de ortodoncia es indispensable para corregir el problema y evitar los riesgos que implica tener unos dientes no alineados.

Y estos problemas no son para tomar a broma. Coinciden en señalar los especialistas de los dos centros de Travesí en la provincia de Granada que los más populares son los de una mordida alterada, dificultad para una buena higiene dental, caries, pérdida de piezas o dolores de cabeza.

Cómo tratar los dientes torcidos

Las últimas investigaciones y la innovación tecnológica llevada a cabo en el sector en los últimos años han permitido que convivan las técnicas más tradicionales con los sistemas más novedosos, mejorando el tratamiento de los pacientes y, sobre todo, las molestias. En este sentido, los profesionales aplicarán un sistema u otro en función del tipo de paciente y de sus necesidades.

Antes de decidir cuál utilizar, los expertos estudian y diagnostican el estado de los dientes y maxilares con el objetivo de ejecutar un tratamiento con el que conseguir un equilibrio anatómico, mejorando la funcionalidad de la mordida.

Entre los tratamientos se encuentra el de la ortodoncia propiamente dicha que utiliza aparatos fijos o removibles, cuyo objetivo será el de alinear los dientes, corregir la mordida y mejorar el engranaje general de los dientes en la mordida. Por su parte, el uso de brackets, ya sean metálicos o autoligables, se colocan en cada diente y con la ayuda de alambres, gomas y elásticos, ejercen fuerzas sobre cada diente corrigiendo la posición de los mismos. Por su lado, la ortodoncia lingual es más estética que los anteriores al ser prácticamente invisible porque los brackets se colocan en la cara interna de los dientes.

En los últimos años se ha hecho popular en España, tal y como destacan desde estos dos centros Travesí, la denominada técnica Invisalign que incorpora ventajas con respecto al tradicional uso de brackets al permitir un alineado transparente de una forma más estética y más cómoda que los brackets. De hecho y a diferencia de estos, con la técnica Invisalign se pueden quitar la pieza y ponerla, minimizando los problemas relacionados con los roces y la higiene bucal.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies