Una treintena de jóvenes de la diócesis de Guadix viajarán a Taizé (Francia) en agosto

Taizé
Taizé

Solo quedan unos días para apuntarse, antes de que se acabe el plazo

La diócesis de Guadix organiza una peregrinación de jóvenes a Taizé (Francia). Será del 18 al 26 de agosto de 2018 y ya una treintena de jóvenes apuntados para vivir esta experiencia. Serán ocho días diferentes, de oración, de unidad, de convivencia,… con personas de todo el mundo que acuden a Taizé para vivir algo especia y diferente. Se espera que durante esos días haya en Taizé unos 15.000 jóvenes de todo el mundo. Y con ellos podrán convivir este grupo de accitanos. Solo quedan unos días para poder apuntarse, dado que hayq eu hacerlo antes de que acabe el mes de junio.

La peregrinación está organizada por el secretariado de juventud de la diócesis de Guadix. El precio es de 230 € y se puede reservar la plaza haciendo ingresando un pequeño adelanto de 50 €. Estos trámites y toda la información que se precise se pueden gestionar a través del email pjguadix@gmail.com . También se puede recabar información en las parroquias.

Comunidad de Taizé

Hoy la comunidad de Taizé reúne a unos cien hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes, procedentes de más de treinta naciones. Por su existencia misma, la comunidad es un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y pueblos separados.

Los hermanos viven de su propio trabajo. No aceptan ningún donativo. Tampoco aceptan para sí mismos sus propias herencias, sino que la comunidad hace donación de ellas a los más pobres.

Con el paso de los años, cada vez más jóvenes de todos los continentes han venido a Taizé para participar en los encuentros. Las hermanas de San Andrés, comunidad católica internacional fundada hace más de siete siglos, las hermanas ursulinas polacas y las hermanas de San Vicente de Paul se encargan de una parte de las tareas de acogida de los jóvenes.

También los hombres de Iglesia visitan Taizé. Así, la comunidad ha recibido al papa Juan Pablo II, a tres arzobispos de Canterbury, a metropolitas ortodoxos, a los catorce obispos luteranos de Suecia y a numerosos pastores del mundo entero.