La parroquia de Purullena recauda 8000€ para ayudar a los cristianos que sufren la guerra en Alepo (Siria)

La parroquia de Purullena ha emprendido un proyecto solidario para ayudar a los cristianos que viven en Siria y que sufren los horrores de la guerra y la persecución. En concreto, el proyecto se centra en ayudar a las comunidades de cristianos que aún quedan en la ciudad de Alepo, en Siria, y que están sufriendo las amenazas de las balas y las bombas, el hambre y, sobre todo, la persecución religiosa.

Durante la Navidad, en la parroquia ha habido un pesebre solidario, pues los donativos recogidos así como la venta de las tejas que adornaban el pesebre, se han destinado a esta causa humanitaria. También organizaron la representación de una obra de teatro para recaudar más fondos y han vendido lotería de Navidad. Entre estos actos y los donativos recibidos se han recogido en torno a 8.000 €, que van a ser enviados a la ciudad de Alepo, a través de los religiosos franciscanos, que tienen allí algunas comunidades de frailes desde las que ayudan a la población, al tiempo que hacen presente el Evangelio.

Además, en la parroquia de Purullena, la Hermandad del Santísimo también colabora con este proyecto solidario, dado que estos 8.ooo € que ahora se envían son solo una parte de lo que esperan recoger y enviar. Las necesidades son muchas y, desde la parroquia quieren ayudar todo lo que puedan.

Preguntado sobre por qué esta ayuda va a la ciudad de Alepo, el párroco Pedro Aranda, responde que hay una vinculación importante entre Alepo y Purullena. Cuando en 2011 se organizó en España la JMJ de Madrid, vinieron muchos jóvenes de todos los países del mundo, que en los días previos se fueron distribuyendo por las distintas diócesis y parroquias de España. A la parroquia de Purullena llegaron dos sacerdotes sirios, a los que conocía el párroco de una estancia previa en Siria, acompañados de un centenar de jóvenes de la ciudad de Alepo. Estos jóvenes pasaron unos días conviviendo con las familias de Purullena, que les dieron cobijo en sus hogares. Y aquí surgió una relación, que se ha mantenido desde entonces, a pesar de la distancia.

Aunque cada vez es más difícil, a causa de la guerra, establecer contacto con estos jóvenes, aún se mantienen las relaciones, gracias a internet. Así, han sabido de los sufrimientos que les está provocando la guerra y de cómo les ha cambiado la vida a estos jóvenes y a sus familias en los últimos años. Como ejemplo, comenta el párroco Pedro Aranda, han sabido que una de las chicas que estuvo en Purullena falleció recientemente a causa de un disparo que recibió cuando salía de la universidad.

Son pocos los cristianos que quedan en Siria, a los que el estado islámico persigue a muerte en las zonas que conquista, y a los que se les hace la vida muy difícil en el resto del país, mayoritariamente musulmán. Sin embargo, Siria fue uno de los lugares donde primero se anunció el Evangelio y donde existen cristianos desde los primeros años de vida de la Iglesia. Desde entonces, siempre ha habido cristianos en esa zona del mundo, aunque en los últimos años se les mata o se les persigue con la intención de erradicar de allí la presencia del cristianismo.

En la parroquia de Purullena rezan a menudo por estos cristianos de Siria y de los países que pasan por la misma situación. Y sobre todo, rezan por los jóvenes que conocen. Además, viendo las necesidades que tienen, tanto de alimentos, como de casa y medicinas, desde la parroquia han decidido emprender esta campaña solidaria, que ya está dando sus primeros frutos y que permitirá afrontar algo mejor el crudo invierno sirio.

Antonio Gómez

Related posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies