La crisis llega a Oriente

Las cabalgatas de los Reyes Magos pasarán por los principales municipios de la provincia con grandes recortes
05.01.12 – 00:01 – JOSÉ M. OLIVENCIA | GRANADA

La ilusión no puede desaparecer a pesar de la crisis en la que estamos inmersos. Este parece ser el eslogan que han tomado la gran mayoría de los ayuntamientos de la provincia ante la falta de recursos económicos y la cercanía de una fecha tan mágica y llena de fantasía como la llegada de los Reyes Magos. Los grandes municipios granadinos se aprietan el cinturón y aprovechan la mano de obra propia para montar carrozas, música y regalos, y poder ver la cara de alegría de los más pequeños al recibir el saludo de sus majestades en la tarde-noche del próximo día 5 de enero. Los recursos propios no son los únicos utilizados en estas fechas, sino que los vecinos, sobre todo en medianas y pequeñas localidades, se convierten en los principales pajes reales y ayudan de diferentes maneras a montar el camino de bienvenida de los regalos y la ilusión de todos sus vecinos.
Municipios de gran población en la provincia como Loja, Guadix o Baza han reducido considerablemente su presupuesto para montar el espectáculo de la cabalgata. En el poniente granadino se han bajado de manera considerable los gastos navideños debido al ahorro sufrido en la iluminación especial de las calles del municipio. De igual forma, las carrozas que trasladan a los Reyes Magos por todas sus calles han pasado a ser de elaboración propia, en lugar de ser alquiladas a empresas externas lo que conlleva un gasto extra al ayuntamiento. Todas y cada una de ellas son realizadas y decoradas desde este año por el servicio de carpintería del consistorio lojeño, además de sufrir un descenso en el número de detalles lanzados desde las mismas.
Concretamente, el ahorro que supone el hecho de realizar las carrozas de manera ‘artesanal’ por parte de los trabajadores del ayuntamiento «nos ha supuesto un ahorro de 5.000 euros», tal y como afirma el concejal de fiestas, Manuel Cobos, quien además recuerda que en años anteriores «el gasto era superior a los 10.000 euros debido al alquiler de esas carrozas ya montadas». Este año Loja contará con prácticamente el mismo espectáculo de música e ilusión, además de con más de 1.000 kilos de caramelos que serán regalados al paso de los Reyes Magos por todas las calles.
En Guadix el ahorro aún es mayor, aunque la intención del ayuntamiento accitano es que los grandes y mayores no encuentren muchas diferencias con respecto a otros años. Por ello, el consistorio ha tenido que echar mano de la imaginación en unas fechas ya mágicas de por sí y recortará 10.000 euros del presupuesto destinado al pasacalles de carrozas. La concejala de Fiestas, Encarnación Molero, afirma que «se ha reducido el presupuesto para todos los elementos de la cabalgata», como muestra el hecho de que sus majestades repartirán entre 300 y 400 kilos menos de caramelos desde sus carrozas a lo largo de su desplazamiento.
Sin embargo, la música y la magia de las carrozas seguirá siendo lo más importante de la cita, ya que la temática infantil acompañará a los Reyes Magos con tres montajes, además de a cuatro pasacalles que animarán a todos los asistentes a la cita.
Curioso es el método de selección de los tres Reyes Magos en Baza. Desde comienzos de diciembre se abre el plazo de inscripción de voluntarios en la casa de la cultura de la localidad y a mediados de mes se produce un sorteo entre los interesados. Este año han sido seis personas las dispuestas a encarnar a Melchor, Gaspar y Baltasar, aunque solo serán tres los elegidos finalmente. El municipio también sufrirá el recorte en la inversión para su cabalgata y reutilizará elementos propios como los equipos de sonido que animarán el paso de sus majestades. La comitiva, además, se verá recortada en cuanto al número de carrozas debido a que ninguna asociación de vecinos se ha inscrito en el concurso abierto por el municipio.
Apoyo vecinal
La austeridad se ve reflejada en otra serie de municipios pertenecientes a distintas comarcas granadinas. En esas zonas la inversión de los consistorios es prácticamente mínima, pero ahí aparece la solidaridad y el buen hacer de los vecinos que apoyan con sus recursos y mano de obra al montaje de la cabalgata y al trabajo de magia que transmiten a los niños los Reyes Magos con su viaje. En Dólar y La Calahorra, dos municipios de la comarca de Guadix que no superan los 800 habitantes cada uno, los Reyes Magos llegan en carrozas totalmente artesanales, producto de la cesión de los vecinos de sus propios vehículos para su transformación. Los caramelos son regalados por las oficinas locales de las cajas de ahorro, mientras que los jóvenes y las distintas asociaciones locales se encargan de decorar las tres carrozas de sus majestades.
Inmaculada Góngora, alcaldesa de Dólar, afirma que «después del pasacalles nos reunimos en el salón de usos múltiples, donde disponemos de un escenario para los Reyes Magos, quienes entregan los juguetes a los niños cuyos padres los han dejado previamente. Es algo muy agradable ya que los niños van subiendo al escenario cuando son llamados y recogen sus regalos».
En Ferreira, además de la entrega de los regalos de los padres a cada niño, el ayuntamiento siempre intenta entregar algún detalle a los menores como mochilas, gorras o balones, «por lo que este año tenemos que negociar con los comercios de la zona para que no se nos vaya en exceso el presupuesto», afirma su alcalde, Antonio Fornieles. Además, este municipio solo cuenta con una carroza que traslada a Melchor, Gaspar y Baltasar por las principales calles de Ferreira.
El municipio del Valle del Zalabí cuentan con el apoyo de las asociación de mujeres y de los equipos deportivos a la hora de organizar la cabalgata. Concretamente, Alcudia y Filiana disfrutan del pasacalles con sus ‘reyes de honor’, ya que cada una de estas asociaciones se encarga de preparar una de las carrozas de los Reyes Magos y eligen a un representante que encarnará el papel de cada uno de sus majestades. En Charches, otro núcleo urbano del municipio, el medio de transporte varía y son burros los que llevan la ilusión a lo largo del municipio.
Esta forma de encontrarse con los Reyes Magos no es nueva en la Comarca de la Alpujarra, ya que son algunos los municipios que utilizan este medio de transporte. Es el caso Cádiar o Bérchules, donde sus majestades reparten caramelos y regalos a lomos de caballos cedidos por los vecinos de la localidad. Sin embargo, también hay anejos en la comarca que no pueden contar con cabalgatas debido a su situación geográfica y a la falta de vecinos suficientes para organizarla.
A pie, en tractores, en animales o de cualquier otra forma, los Reyes Magos solo tienen un objetivo: entregar los regalos y repartir la máxima ilusión posible a los menores de todos y cada uno de los pueblos de la provincia, a pesar de que se tienen que reinventar debido a la situación de crisis que vivimos.

www.ideal.es

Related posts

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies