Hermandad del Descendimiento de Ntro. Señor Jesucristo y María Stma. de las Penas.

Los antecedentes de la Hermandad se remontan a 1956, cuando un veterano cofrade, D. Juan Antonio Espigares López, inspirado en una foto que llegó a sus manos en la que se recogía el momento en el que Jesús es bajado de la cruz, en una representación de la Pasión, le hizo descubrir algo que a su juicio faltaba en nuestra Semana Santa, El Descendimiento. Estuvo acompañado de otro veterano cofrade, D. Antonio Vera García y también se sintieron atraídos por aquella idea, entre otros, dos enamorados de la Semana Santa, D. Antonio Carretero Moreno, y D. Victoriano Jiménez Ruiz.
Estos primeros hermanos quisieron establecerse en la Parroquia de San Miguel, y al no poder ser, tuvieron que peregrinar de parroquia en parroquia. Ya sólo les quedaba por visitar la Parroquia de Ntra. Sra. de Gracia, a cuyo párroco se presentaron y ex pusieron su plan, y en ella fueron por fin acogidos. D. Rafael Varón Varón, no sólo les dió acogida, sino que fue decisiva su ayuda para la puesta en marcha de la Hermandad. El primer Hermano Mayor fue D. Juan Francisco Raya Martos.
La Hermandad fue fundada oficialmente en 1958. Tras ponerse en contacto con los talleres de Artes Religiosas de Olot, quedaron comprometidos para la realización y adquisición respectivamente del Paso, cuyo coste fue de 29.000 Ptas.
El Viernes Santo de 1959, a las tres de la tarde, procesionó por primera vez este paso de misterio, primero en la Semana Santa accitana, ya que hasta entonces sólo había habido Cristos y Dolorosas, además de San Juan y la Magdalena.
Tiene su sede canónica en la Parroquia. de Ntra. Sra. de Gracia, en pleno corazón del barrio de las Cuevas. Si Guadix es un mosaico de paisajes singulares y en sus calles, plazas y ruinas se refleja la impronta de las gentes que aquí echaron raíces, es de destacar el barrio de donde sale y por donde hace gran parte de su recorrido en las, por lo general, luminosas mañanas del Viernes Santo, esta cofradía accitana.
Por entre las fachadas y chimeneas blancas de las cuevas que flanquean la Cañada de los Perales, camina el Descendimiento hacia la parte baja de la ciudad. Un paisaje único.
Tradicionalmente la Hermandad del Descendimiento ha sido una hermandad humilde, como lo fueron sus fundadores, dos jubilados y dos jóvenes empleados de la desaparecida imprenta Bocanegra. Así mismo humilde el barrio donde reside la hermandad y donde recibe culto el Descendimiento.
Es de destacar la labor de D. Manuel Alcalá Puertas, Hermano Mayor desde 1962 hasta 1993, y alma del Descendimiento durante esos años. D. Manuel además, en las épocas de escasez que eran las más, completaba de su bolsillo el presupuesto, lo que hacía posible la continuidad de la hermandad y su digna salida.
La Hermandad del Descendimiento, (quizá por necesidad) fue pionera en la incorporación de la mujer a las cofradías de nuestra Semana Santa y, a pesar de su duro y largo recorrido, junto al Cristo de la Misericordia, las primeras que procesionaron a hombros en nuestra ciudad tras la Guerra Civil.
Hasta 1964, algunas imágenes se tenían que montar en la calle, porque las dimensiones de la antigua ermita no permitían la salida del paso montado. Ese año se solucionó el problema con la construcción de la actual iglesia.
Por lo general los hermanos de la hermandad eran vecinos de las cuevas. Últimamente, se están incorporando sobre todo jóvenes de otras partes de Guadix que se han sentido atraídos por el Descendimiento, lo que está propiciando un cambio y el poder asumir unos proyectos que hasta hace poco hubiesen sido muy difíciles de poder llevar a cabo.

SEDE CANÓNICA
Iglesia de Nuestra Señora de Gracia

DESCRIPCIÓN DE LOS HABITOS
El hábito de la hermandad está compuesto por túnica y capillo blancos, fajín, guantes y zapatos negros. Desde hace algunos años la mayoría de los nazarenos utilizan capa negra, que antes solamente usaban los directivos.
El escudo de la hermandad está formado por una corona de espinas con los clavos en centro bordados en oro sobre fondo blanco. Las medallas y varas incorporan el mismo anagrama.

ENSERES DESTACADOS
Cruz guía tallada por D. Miguel Onieva el año 2000. Estandarte bordado en oro sobre terciopelo negro. El cual sustituyó al Simpecado, que desde hace algunos años está en paradero desconocido. Dos faroles para la cruz guía, dos ciriales para la cruz parroquial, seis varas de escolta en alpaca plateada de la fábrica de platería Ruiz y Alonso de Madrid (2002). Ráfagas de plata de la misma procedencia (2002). Guión bordado en oro sobre terciopelo negro y bandera realizados por el taller de bordado Ntra. Sra. de las Mercedes, de Coria del Río (2003). Llamador del trono del taller de Arte Sacro San Femando de Sevilla. (2003). Senatus bordado en oro sobre terciopelo negro por el taller de bordado Ntra. Sra. de las Mercedes de Coria del Río. (2005). Cinco varas de, escolta, una vara dorada, una vara con templete, libro de reglas, incensario, astas del senatus y de la bandera de orfebrería Santa Ángela de Sevilla (2005).
Además cuenta la hermandad con una réplica en miniatura del Descendimiento que se utilizaba para la colecta, durante la salida procesional del Viernes Santo.

DESCRIPCIÓN DE LA TALLA DEL PASO
Las andas actuales fueron estrenadas en 1995. Son unas andas sencillas que están formadas por un encofrado de madera al que se le acoplaron los cuarterones tallados por D. Miguel Onieva. Desde 1996 hasta 2002 ha llevado seis varales por delante y seis por detrás con una longitud total de ocho metros y un número de costaleros que ha oscilado, entre sesenta y noventa. El peso excesivo, el largo recorrido y sobre todo la disminución del número de costaleros, han propiciado que desde el Viernes Santo del año 2003 salga con unos cincuenta costaleros pero por dentro del trono, al que se le han quitado los varales y que ha sido modificado para tal fin.

ESCULTORES DE LAS IMÁGENES
Representa el momento en que Jesús es bajado de la Cruz. El cuerpo de Jesús es descolgado por José de Arimatea que está subido en la escalera.. Reciben el cuerpo San Juan y Nicodemo, y están además presentes la Virgen María, María Salomé, madre de San Juan Evangelista y María Magdalena que está arrodillada.
Las imágenes proceden del taller El Arte Cristiano de Olot, (Gerona), su autor fue el escultor D. Manuel Sargueda y está inspirado, en el Descendimiento de la Catedral de Amberes. Fue el primer paso de misterio en la Semana Santa de Guadix. La Semana Santa accitana no había conocido anteriormente ningún paso de tales dimensiones ni de tanta calidad plástica.

Related posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies