29 Mayo , 2017

Select your Top Menu from wp menus

El obispo de Guadix D. Juan Alonso de Moscoso prorroga la licencia para que el ermitaño de la Ermita de San Antón pueda pedir limosna – Año 1.587

San Antón Guadix 2015

El obispo de Guadix D. Juan Alonso de Moscoso prorroga la licencia para que el ermitaño de la Ermita de San Antón pueda pedir limosna – Año 1.587

EL OBISPO DE GUADIX D. JUAN ALONSO DE MOSCOSO PRORROGA DURANTE DOS MESES LA LICENCIA PARA QUE LUIS DE MARCHENA, ERMITAÑO DE LA ERMITA DE S. ANTÓN DE GUADIX, PUEDA PEDIR LIMOSNA PARA ARREGLARLA Y COMPRAR ORNAMENTOS SAGRADOS

Dar limosna a los necesitados ha sido la manera práctica de cumplir con el mandamiento del amor dado por Jesucristo. Los cristianos se sentían obligados a ejercer la caridad con los más desfavorecidos y estos tenían necesidad imperiosa de pedir limosna para poder subsistir. Sabemos que a través de la historia han pedido limosna los pordioseros, personas enfermas imposibilitadas para trabajar, peregrinos y romeros mientras iban de camino, vagabundos, truhanes, pícaros, estudiantes pobres, ciegos, campesinos pobres que habían perdido sus tierras, sin faltar frailes y monjas para sus conventos.

Ante el aumento considerable de pedigüeños hubo necesidad de regular la mendicidad con leyes entre las que estaban la obligación de tener licencia para poder pedir, licencias otorgadas unas veces por la autoridad civil y otras por la religiosa. Cuando los frailes o monjas necesitaban pedir limosna para las necesidades de su comunidad o para arreglo de sus conventos solicitaban al Obispo les concediera licencia para pedir limosna a lo que el  Obispo accedía después de informarse sobre la veracidad de su petición.

Un caso concreto sobre este particular nos lo encontramos en el Guadix de 1587, un año antes de que se iniciara el pleito entre el ermitaño de la ermita de S. Antón y el gremio de cordoneros de Guadix, porque estos querían colocar la imagen de S. Antón en la ermita de S. Sebastián. El asunto es que el obispo “ D. Juan Alonso de Moscoso concedió a Luis de Marchena, vecino de Guadix, licencia por dos meses más para que en la ciudad y su distrito pidiera limosna entre los fieles cristianos para ayuda a hacer ornamentos, misal y cáliz y solar la ermita de S. Antón y otros atavíos (adornos, enseres, etc..) necesarios a la dicha ermita por la mucha devoción que se tiene con la dicha ermita y poco reparo (reformas) que en ella hay y encargamos a los curas de este nuestro distrito lo encomienden a los fieles que con sus limosnas favorezcan. Hecha en nuestras casas episcopales de Guadix a cuatro de marzo de 1587”

Autor: José Rivera Tubilla
Fuente: Archivo Histórico Diocesano de Guadix

Related posts

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies