Las heridas, madre e hija, compartían la vivienda desde que se derrumbó hace unas semanas la casa en la que vivía la segunda
03.05.10 – 02:19 – J. J. PÉREZ | GUADIX.

Carmen Zoyo y Carmen García, madre e hija respectivamente, terminaron la celebración del Día de la Madre en el hospital, después de que el techo del salón de la cueva en la que vivían se cayese sobre sus cabezas.
Las dos mujeres, de 68 y 42 años, pasaron la noche en observación del Hospital de Alta Resolución de Guadix, aunque las heridas que sufrieron como consecuencia del derrumbe, no revestían gravedad.

El resto de habitantes de la cueva fueron realojados por el Ayuntamiento de Guadix en un hotel. Los servicios técnicos municipales determinarán a lo largo del día de hoy si la cueva es habitable y si sus habitantes pueden volver a ella.
Hace unos meses la Carmen García y sus cinco hijos dejaron su cueva porque seguir viviendo en ella porque se había derrumbado. Se fueron a vivir a casa de la madre, situada en el número 48 de la calle Virgen de Fátima del barrio de las Cuevas. Parecía más segura, sin embargo, durante la tarde del domingo, entre las siete y las siete y media, el techo del salón donde descansaban se les vino encima. Se encontraba con ellas uno de los hijos de Carmen, quien resultó ileso.
Fue un susto tremendo, también para el vecindario. Antonia Lorente cuando llegó a su casa se encontró con los bomberos, la policía local, las ambulancias, la policía local y recibió la mala noticia de que sus dos vecinas habían sido trasladadas al hospital. Antonia temía en la tarde del domingo que el calor que esta por venir siga dando malas noticias para el vecindario del barrio.

www.ideal.es