La mujer ha confesado ser la autora del crimen pero ha alegado que lo hizo porque era víctima de la violencia machista y que estaba retenida contra su voluntad
26.08.11 – 12:26 – EFE | GRANADA

Una mujer de 48 años ha sido detenida por la Guardia Civil como supuesta autora de la muerte de su compañero sentimental, de 50, cuyo cadáver ha sido hallado esta mañana en el domicilio que ambos compartían en Guadix (Granada).
Según han informado fuentes de la Guardia Civil, la muerte, al parecer por asfixia, se produjo la pasada medianoche, aunque no ha sido hasta las 9,30 horas cuando una hermana del fallecido ha encontrado su cadáver.
Fuentes de la investigación han indicado que la mujer, de nacionalidad cubana e identificada como A.M.P.H., ha confesado ser la autora del crimen, pero ha alegado que lo hizo porque era víctima de la violencia machista y su compañero, un hombre de nacionalidad española con quien llevaba conviviendo tres años, la tenía supuestamente retenida.
No obstante, ni a la Guardia Civil ni a la Subdelegación del Gobierno les consta que hubiera denuncia previa de maltrato por ninguna de las dos partes, según las fuentes, que han abierto una investigación para esclarecer las circunstancias exactas del suceso.
La presunta autora de los hechos tampoco era usuaria de los servicios sociales ni del área de la Mujer del Ayuntamiento, ha explicado la concejal de Servicios Sociales y alcaldesa en funciones, Carmen Alcalá.
El Ayuntamiento no ha convocado en principio ningún acto de condena, a la espera de conocer el resultados de la investigación en curso.
La Guardia Civil está también a la espera de la autopsia por si su resultado coincide con la versión ofrecida por la mujer.
De lo que al parecer hay indicios es de que la pareja no mantenía una relación cordial.
Según fuentes de la investigación, el hallazgo del cadáver se produjo después de que la detenida pidiera al parecer a través de las ventanas de su vivienda ayuda a una vecina que pasaba por el lugar para que localizara a la hermana del fallecido porque, según su testimonio, no podía salir de la casa al haber estado supuestamente retenida en contra de su voluntad.
La mujer, de menor complexión que la víctima, permanece en el cuartel de la Guardia Civil de Guadix a la espera de pasar en las próximas horas a disposición judicial.
El fallecido, albañil de profesión, tenía varios hijos mayores de edad de una relación anterior.

www.ideal.es