Nueva sesión del Aula Abentofail con Antonio Sánchez Trigueros que hablará sobre “El sombrero de 3 picos” literatura y espectáculo. Cómo en ediciones anteriores se celebra el último viernes del mes, el próximo 26 de febrero a las 20.00 horas en la Fundación Julio Visconti de Guadix.

Antonio Sánchez Trigueros participa este viernes en el Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento del mes de febrero

La cita es a las ocho de la tarde en el Palacio Visconti, donde ofrecerá una ponencia titulada “El sombrero de tres picos: literatura y espectáculo”

El Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento celebra este viernes día 26 la sesión correspondiente al mes de febrero. En esta ocasión se contará con la presencia de Antonio Sánchez Trigueros, quien ofrecerá la ponencia “El sombrero de tres picos: literatura y espectáculo”. La cita es el viernes a las ocho de la tarde en el Palacio Visconti, como siempre abierta a todo el público que desee asistir. El invitado estará acompañado en la mesa por el director de esta iniciativa que se coordina desde la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guadix, el escritor Antonio Enrique. Al final de su intervención habrá ocasión de establecer un coloquio entre público y autor.

Más información sobre Antonio Sánchez Trigueros

Nacido en Málaga en 1943, doctor en Filología Románica por la Universidad de Granada, de la que ha sido catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, y actualmente profesor emérito. Su vida ha transcurrido en ámbitos académicos de docencia, hasta su jubilación, con cometidos sucesivos como director del propio Departamento, director de Extensión Universitaria, director del aula de Teatro, director de los Cursos de Extranjeros, así como coordinador del programa de doctorado. Ha desempeñado, asimismo, los cargos de director académico de la Universidad de Baeza y el de vicerrector de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo.

De destacar es su actividad en el género teatral, habiendo ostentado la dirección del Festival Internacional de Teatro de Granada de 1983 a 1992, al tiempo de dirigir trabajos de investigación relacionados con la proyección escénica del teatro de Federico García Lorca y con la constitución de una base de datos de teatro en Córdoba y Granada durante el franquismo, además de estar vinculado a la fundaciones José Martín Recuerda y Antonio Carvajal y colaborar en el consejo de redacción de numerosas revistas de teatro.

Presidió la Asociación Andaluza de Semiótica entre 1991 y 1995 y la Asociación Española de Semiótica entre 1998 y 2002, siendo fundador, junto al profesor Sánchez Medel, de la fundación Francisco Ayala, autor que, en su momento, reivindicó con el también profesor Antonio Chicharro en el simposio dedicado al escritor en 1991, al que siguieron los congresos en Sevilla y Granada. Ha sido organizador del Simposio Internacional sobre Teatro y Fascismo en 1993 y jurado del Festival Internacional de Teatro Experimental de El Cairo en 1999.

Su obra, extensa, incluye más de cien ensayos sobre poesía modernista, teatro del siglo XX, teoría literaria y semiótica de la literatura. Entre sus libros figuran El modernismo en la poesía andaluza (1974), Francisco Villaespesa y su primera obra poética (1974), Cartas de Juan Ramón Jiménez al poeta malagueño José Sánchez Rodríguez (1984), Los libros y los días. El palco del Hechizado (2005), Teatro y escena (2008), La pluma en el dintel (2008) y El concepto de sujeto literario y otros ensayos (2013), siendo numerosísimos los libros (Introducción a la Semiótica, 1992) y ediciones en colaboración (sobre Francisco Ayala, por ejemplo) o en solitario (sobre Juan Ramón Jiménez o Enrique Molina Campos), así como de Poesía Completa (caso de José Sánchez Rodríguez), y notable su aportación en libros colectivos de actas congresuales (Ganivet y el 98).

Presidente de honor de la granadina Academia de Buenas Letras, en marzo de 2015 recibió el homenaje de la Universidad de Granada, en el que se le hizo entrega del libro conjunto de ensayos a su trayectoria “Porque eres, a la par, uno y diverso”, y en el mes de junio, el premio Pozo de Plata, que otorga el Patronato García Lorca.

GABINETE DE PRENSA. AYUNTAMIENTO DE GUADIX.

22 de febrero de 2016.

 

EDICIONES ANTERIORES DEL AULA ABENTOFAIL

Javier Reverte
Javier Reverte

Aula Abentofail

El Aula Abentofail propone al público hacer el viaje de un escritor de viajes el próximo 31 de octubre de la mano de Javier Reverte

La cita es como siempre a partir de las ocho de la tarde en el Patio del Ayuntamiento

Hacer el viaje de un escritor de viajes. Esa es la propuesta que hace al público accitano la sesión correspondiente al mes de octubre del Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento que se celebra siempre el último viernes de cada mes. En este caso el próximo viernes 31 de octubre con la participación de un gran escritor de viajes, Javier Reverte. Como de costumbre, la cita será a partir de las ocho de la tarde en el Patio del Ayuntamiento de Guadix con acceso libre para todo el que desee asistir y conocer de primera mano la trayectoria y la obra del invitado.

El público tendrá ocasión además de participar en el espacio de debate que se abre siempre al final del Aula de la mano de su director, el también escritor Antonio Enrique. Dirigida precisamente por Antonio Enrique y organizada desde el área de Cultura del consistorio accitano, el Aula es una de las citas consolidadas con la cultura de nuestra ciudad y todo un referente a nivel provincial y andaluz.

Más datos sobre Javier Reverte

Nacido en Madrid en 1944, es autor de una ingente obra literaria, e indiscutiblemente el más fecundo escritor de libros de viajes en lengua española, entre los que figuran las célebres trilogías de Centroamérica y de África (entre 1986 y 2002), así como Corazón de Ulises (1999), El ojo sentimental (2003), El río de la desolación (2004), La aventura de viajar (2006), La canción de Mbama (2011), El río de la luz (2009), En mares salvajes (2011), Colinas que arden, lagos de fuego (2012), Canta Irlanda (2014) y Un otoño romano (2014). Y entre sus novelas de temas diversos: Muerte a destiempo (1982), Lord Paco (1985), Campos de fresa para siempre (1986), La dama del abismo (1988), Todos los sueños del mundo (1999), La noche detenida (2000), El médico de Ifni (2005), Una historia africana (2007), Venga a nosotros tu reino (2008), Barrio Cero (2010) y El tiempo de los héroes (2013). Autor, asimismo, de dos biografías, tres compilaciones periodísticas y tres libros de poemas: Metrópoli (1982), El volcán herido (1985) y Poemas africanos (2011), a los que se suma Trazas de polizón (2005), que recopila los dos primeros.

Corresponsal de prensa en Londres, París y Lisboa, y enviado especial en numerosos países, ha ejercido el periodismo durante casi treinta años como articulista, editorialista, cronista y entrevistador, habiendo sido subdirector del desaparecido diario Pueblo y reportero del celebrado programa En Portada de Televisión Española, organismo para el que ha sido guionista de series documentales, así como para radio.

Viajero por los cinco continentes, navegante por los tres océanos, ha cruzado el Ártico, llegado al Cabo de Hornos y recorrido ríos como el Amazonas, Nilo, Mississippi o el Yangtsé, el Congo (siguiendo la ruta de Joseph Conrad) o el Yukón (siguiendo la de Jack London) y lagos como el Victoria, el Tanganika y el Tana.

Un texto de Javier Reverte

La perezosa luz del amanecer invernal iba asomando al otro lado de la ventanilla del compartimento del vagón y, entre las sombras que impedían al entorno desnudar sus perfiles, el joven sacerdote vislumbró, primero, la velada figura de un poste de telégrafo; luego, el esqueleto trémulo de una casa agazapada tras una hilera de olmos; después, el difuso vallado de un corral en donde se movían como ondas acuosas los espectros de una vacada; y más tarde, las tapias imprecisas de un cementerio. El ferrocarril transitaba muy despacio sobre la marchita campiña, todavía empapada por la lluvia de la noche y tiritante bajo el frío de la aurora. Corrían los primeros días de diciembre del año 1954.
Avanzó la mañana y la niebla sustituyó a las sombras y abrazó la tierra. El sol trepaba por el cielo como una naranja de colores turbios, envuelto por la boira, y no era posible distinguir si, más lejos, las montañas cerraban el horizonte, e incluso si cerca del tren se tendía un paisaje de bosque o, por el contrario, una llanada de campos roturados para la siembra próxima. A veces, charcas de agua oscura asomaban debajo de la ventanilla, también caseríos humillados y, en sus cercanías, las burdas figuras de los silos. Olía a carbonilla y a ese aroma acre y metálico que acompaña a la bruma. El día iba creciendo feo y enmohecido. Pero al joven no le producía ninguna sensación de desconsuelo. Porque desde mucho tiempo atrás sentía que la niebla le protegía.

De Venga a nosotros tu reino, cap. 1.

GABINETE DE PRENSA. AYUNTAMIENTO DE GUADIX.