Aunque en un primer momento los conceptos “Bicicleta” y “patrimonio” parecen no guardar relación entre sí, veremos a continuación cómo los alumnos y alumnas del IES Pedro Antonio de Alarcón trabajan al unísono ambos contenidos. Veremos también cómo la bicicleta de montaña se está convirtiendo en un excelente instrumento, tanto en el ámbito turístico como en el educativo, para conocer de primera mano muchos de los rincones de interés natural, cultural e histórico de nuestra comarca.

Guadix es una ciudad con un patrimonio histórico de primer orden que, aun a día de hoy, no deja de sorprendernos. Aparte del Guadix urbano, más conocido, la comarca accitana, al margen de los más relevantes enclaves, encierra multitud de “pequeños tesoros” que bien merecen la pena ser descubiertos, usados como recurso didáctico y explotados, por qué no, a nivel turístico. No nos atrevemos a afirmar si se debe a su ubicación geográfica en un cruce de caminos o “zona de paso” entre montañas, a la riqueza minera de sus tierras o a la abundancia de agua que escurre de las montañas; lo cierto es que en un radio inferior a treinta kilómetros podemos disfrutar de una gran variedad de paisajes y un sinfín de enclaves que atestiguan el paso de muchas culturas.

Además, nuestras tierras de badlands encierran también otros tesoros: restos de los primeros homínidos que habitaron la península o restos de los grandes mamíferos que poblaban esta comarca, antes incluso de que esta enorme cuenca sedimentaria se colmatara y empezara a vaciarse. La interpretación geológica de la comarca, al margen de la historia y de los yacimientos, bien merece la pena su capítulo, pues nos explica el por qué de un paisaje con tanta personalidad. La ruta de la geomorfología accitana suele ser por ello una de las primeras.
Al margen del interés de la comarca, Guadix ofrece una ubicación que permite salir pedaleando en cualquier dirección. Por los cuatro puntos cardinales podemos disfrutar de infinidad de caminos o ramblas que nos ofrecen una ciclabilidad más que aceptable para nuestras bicicletas todoterreno. Es por eso que la bicicleta de montaña se ha convertido en un vehículo barato, ecológico y muy saludable para conocer esos rincones, muchos de los cuales no permiten el acceso en coche, ni mucho menos en autobús.

Los que son ya unos expertos en esta modalidad de Turismo Activo, Turismo Educativo o Deporte Educativo; como lo queramos llamar, son los profesores del ciclo formativo Técnico en conducción de grupos en actividades físico-deportivas en el medio natural del IES Pedro Antonio de Alarcón, que en su asignatura o módulo profesional de Conducción de grupos en bicicleta llevan a cabo un programa de rutas tematizadas por enclaves de interés. Algunos ejemplos son la ruta de la Geomorfología accitana que visita el Monumento Natural de las Cárcavas de Marchal y los badlands de Purullena; la ruta de los Yacimientos Paleontológicos de Fonelas que incluye visita al yacimiento paleontológico del Pocico; la ruta megalítica que incluye visita al parque megalítico de Gorafe y Acequia del Toril; la ruta de la minería del cobre del marquesado y la del hierro de Alquife; la ruta del Humilladero y los últimos años del Wadi-as musulmán que visita el enclave donde acamparon los reyes católicos cuando tomaron la ciudad en 1489; la ruta de la vigilancia y comunicación del Guadix nazarí que visita numerosas torres de vigilancia ubicadas estratégicamente en torno al río Fardes; la ruta de San Torcuato donde se pone de manifiesto la importancia histórica de nuestro patrón; y un largo etcétera. Todas las rutas con salida y llegada en el instituto.

El profesor del ciclo y responsable del programa de rutas, D. Juan Manuel Casado Mora, nos comenta que cada ruta tiene un contenido principal y, con frecuencia, otros secundarios. Habitualmente se combinan aspectos geológicos, biológicos e históricos, procurando una interpretación integral del recorrido. Se realizan paradas estratégicas donde el profesorado trabaja con sus alumn@s los contenidos correspondientes. A veces se incluyen visitas, otras veces cuadernos de ruta, cartografía, actividades o sencillamente explicaciones sobre el terreno. El profesorado se esfuerza por ejemplificar la labor del guía de turismo activo o técnico en conducción de grupos en el medio natural; una persona que no solo ha de ser capaz de guiar y atender cualquier tipo de incidencia, sino que también procura enriquecer la actividad de sus clientes desde un punto de vista cultural y educativo. Un trabajo difícil por la diversidad de disciplinas que se tratan pero que al mismo tiempo lo hace muy emocionante y enriquecedor, pues todos los días se aprenden cosas nuevas.

El pasado miércoles los alumn@s del ciclo realizaron la Ruta del Castillo de La Calahorra; esta vez se visitaron dos enclaves archiconocidos: el Castillo de La Calahorra y el Centro de interpretación de la arquitectura árabe de Ferreira. Dos visitas previamente concertadas que ya por sí solas llenaban de contenido la jornada. El recorrido de ida, entre tejeas, acequias y antiguos molinos nos permitió adelantar la importancia de la herencia árabe en nuestra comarca; adelantar cómo se vivía en los siglos previos a la reconquista de 1489. En el Castillo de la Calahorra, ya de principios del s. XVI, damos un pequeño salto histórico disfrutando del palacio renacentista que encierra esta fortaleza, mientras nuestras bicicletas descansan en el lugar originalmente destinado a los caballos del marqués. En Ferreira, el Sr. Alcalde nos atiende en el Centro de Interpretación de la arquitectura árabe. El regreso se inicia entre aerogeneradores y placas solares; lo que nos permite abrir un pequeño debate sobre la importancia de las energías renovables; pues no solo se trata de transmitir conocimientos, sino que también es fundamental despertar inquietudes y fomentar actitudes como la sensibilización ambiental o la puesta en valor del patrimonio. Por último, desde el mismo Marquesado del Zenete, tomamos la rambla de Fiñana que nos lleva, sin posibilidad de pérdida, hasta el mismo Parque del Vivero ya en Guadix.

Y es así como se pueden articular perfectamente el ciclismo y el disfrute del patrimonio natural y cultural; una corriente que desde el ciclo se pretende promocionar, y que en algunas comarcas está adquiriendo cierta relevancia tanto a nivel educativo entre escolares como a nivel turístico en base a la oferta de empresas del sector del turismo activo o al material promocional de las administraciones locales.

El ciclo formativo de grado medio Técnico en conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural, muy consolidado desde hace años en Guadix, acoge a alumnos/as tanto de la comarca como de las provincias limítrofes. La demanda de los alumnos/as que promocionan ha llevado al IES Pedro Antonio de Alarcón a solicitar la implantación del ciclo formativo de grado superior Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas. El ayuntamiento, los clubes y el resto de asociaciones y administraciones del sector han apoyado esta solicitud que esperamos pronto venga a completar la oferta formativa en una comarca donde la actividad física y el deporte es seña de identidad.

INFORMA:
Juan Manuel Casado Mora

Jefe del departamento de actividades físicas y deportivas
IES Pedro Antonio de Alarcón (Guadix)